RÁFAGA DIURNA

"Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única".

Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

martes, 30 de marzo de 2010

LA EDAD DEL CORAZÓN

"La tragedia de la vejez no es que uno sea viejo, sino que uno es joven".
Oscar Wilde (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.


Yo por este entonces ya ves, aún sigo vivo de milagro, a pesar de los mil años ajados a mi frente ¿Y cómo demonios iba pues a cortejarte? Amarte es empeño de jóvenes altivos; campaña para esos azarosos engreídos que empeñan su vida agasajando a la diosa juventud. Ella y sus piernas de antílope dorado sesgarán pronto de cuajo éste parsimonioso andar mío, y su deambulante paseo final por la cola de la vida la sumirá por fin, como a tantos otros, en el olvido más denso y desolador.

Necesito tus ojos para comprobar certero que aún les caben los míos, en el reposo que nos ofreciera el ámbar de un semáforo, apenas en la fracción de tu saludo; no más crúzame la acera para anudarme al menos por ese instante a tu brazo. Déjame paladearte el desvanecer de aire fresco en la hoguera de los años, en la quema de momentos ingrávidos; aquellos en que todo era por algo y tan absurdo, tan estúpido cavilar... Aquellos en que muerte no sonaba ni a horizonte, ni contaba otro día, ni llegaste a este mundo a esperar que te hallara. Ya ves, se me ha ido la vida planeando vivirla, en un ratito aquí, con mis veinte años arrugados entre esparto y aguaderas.

Cásate conmigo amor. Lo maravilloso de ser viejo es que por más que ahora te empeñases, no podrías serlo. Mi bastón sabe tanto del mundo que te queda por caminar como de estrellas la luna ¿No es asombroso llegar a este puerto queriendo querer tanto? Ya adolecen de vigor mis brazos, la voz se me timbró otoñal con cada navidad y la lengua estalla a veces en rebeldía cuando el corazón me grita que te adore un poco menos; pero cada día te seguiré aguardando en el parque querida, en mi banco quejumbroso y harapiento de astillas, a la espera de que me abanique el día una sóla de tus pestañas ¿Cómo va uno a morirse dejando un propósito tan firme en el aire?

Podrás amarme o no, pero nunca me llevarán a un depósito de ancianos como castigo por haberme dejado envejecer.

40 comentarios:

  1. Jajajaja, claro al arreglarlo y colocarlo todo bien se vuelve a actualizar como si antes no lo hubieses hecho.
    Pues nada, te decía que grandioso relato, y grandiosa manera de ver la vejez, y que si de aquí a un montón de años mi vejez es igual a la descrita voy a ir a buscarte para echar unas partidas al dominó xD

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias!!!! Las tecnologías y yo hoy no nos llevamos bien, jejeje... Buenagente!!

    ResponderEliminar
  3. Menudo relato, eres increíble. Sólo un alma libre y sensible puede, siendo tan joven, meterse en los zapatos de la vejez de esa forma tan sublime. Qué verdad que es que los años pasan para la carne, pero para una mente libre el tiempo no existe más que en el espejo.
    Es siempre un lujo venir a leer a tu espacio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. A mí no me gusta pensar en la vejez...

    Besos de Mariposa!

    ResponderEliminar
  5. Creo q Oscar Wilde tiene razón... Estupendo texto.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  6. Vaya Mercedes, muchas gracias pero hay demasiado peso en tus palabras. Yo no trato de emular cuerpos, prefiero el disfraz de sombra. Besos con cariño

    ResponderEliminar
  7. Yo tampoco la pienso Mariposa; recuerdo que está ahí. Besos y mordiscos

    ResponderEliminar
  8. Hola Miguel: acabo de llegar y ya he visto los problemas que has tenido con el blog. Tus comentarios ya me llegaron. Gracias. En cuanto al que se borró, te decía que cuando sea más mayor, quiero pensar, escribir y sentir como lo has hecho tú en el relato. Genial como siempre amigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. "...Déjame paladearte el desvanecer de aire fresco en la hoguera de los años, en la quema de momentos ingrávidos;..."
    ...ni llegaste a este mundo a esperar que te hallara... ¡Precioso!

    No podemos dejar ir la vida planeando vivirla, yo prefiero mirarla de frente y sencillamente, VIVIR...

    ¿Quién se atreve a poner fecha de caducidad al sentimiento y la esperanza?

    Un beso vivido...

    ResponderEliminar
  10. ¿Existe un estado mejor que el de vivir permanentemente enamorado? Y si además ese amor es correspondido, aquello puede ser el culmen. Que me digan dónde hay que firmar. Aunque conociéndome....creo que seré como el protagonista de la historia.

    "Podrás amarme o no, pero nunca me llevarán a un depósito de ancianos como castigo por haberme dejado envejecer". Sublime.

    Muás

    ResponderEliminar
  11. Se me olvidaba darte la enhorabuena por alcanzar 300 seguidores.

    ResponderEliminar
  12. A veces la edaddel cuerpo no se condice con la edad delespíritu, y enamorarse de alguien de quien podríamos ser padres o abuelos implicaría vivir un verdadero tormento que no quisiera imaginar.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Que dificil es comentarte sin caer en los tópicos!!!!."Necesito tus ojos para comprobar certero que aún les caben los míos, en el reposo que nos ofreciera el ámbar de un semáforo, apenas en la fracción de tu saludo"...eso ma dejao como al cangrejo Sebastian de la Sirenita...jejeje con la boca abierta y cavilando...peazo de narra-poes-reflexion...un abrazo,Miguel

    ResponderEliminar
  14. Una vez más tengo que felicitarte por tu escrito amigo, es sencillamente precioso. Me recordó al monólogo de Hector Alterio en Caballos Salvajes:

    "Se puede vivir una larga vida sin aprender nada, se puede durar sobre la tierra sin agregar ni cambiar una pincelada de paisaje; se puede simplemente no estar muerto sin estar tampoco vivo.

    Basta con no amar, nunca, a nada, a nadie. Es la única receta infalible para no sufrir.
    Yo aposté mi vida a todo lo contrario.
    Y hacía muchos años que definitivamente había dejado de importarme si lo perdido era más que lo ganado.

    Creía que ya estabamos a mano, el mundo y yo, ahora que ninguno de los dos respetaba mucho al otro. Pero un día descubrí que todabía podía hacer algo para estar completamente vivo, antes de estar definitivamente muerto.
    Entonces me puse en movimiento…"

    ResponderEliminar
  15. Me has traido a la mente ese amor incondicional a pesar del paso de los años que también nos contaba G. Marquez en los tiempos del cólera. Ya sabes que cuando no me guste un texto te lo diré, pero llegará ese día?, con esa forma de narrar y ese contenido para pensar y reflexionar, es dificl de momento...

    Que pases unos días buenos en tu tierra natal, me encantó la velada de la otra noche, repetiremos (con otra pelicula) dale caña al libro que tengo curiosidad por saber si te gusta... Un abrazo amigo... con el fondo de los Hombres G... jajajaja....

    ResponderEliminar
  16. Definitivamente...uno no puede dejar éste mundo adorando tanto...en los pliegues de su amor hay maravillas que llenan el alma...
    Me encantó,tienes un don increible!
    Te espero cuando gustes por mis letras!Cariños!!

    ResponderEliminar
  17. La vejez, por suerte o por desgracia, a mi eso me queda aún lejos.

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias Luismi, jejej...
    En tu línea Mercedes, vivir siempre debe ir en mayúsculas, todo un acierto sin duda... Besos y mordiscos

    ResponderEliminar
  19. Comparto la vertiente autobiográfica Mónica, te avisaré cuando publiquen el boletín para suscribirse niña... Un besote.

    ResponderEliminar
  20. Los sueños no sólo están para cumplirlos Neogéminis, hay que perseguirlos. Nunca debemos arrojar la toalla. Besos y mordiscos.

    ResponderEliminar
  21. Jajajaja... Cuanta razón llevas Alfonsito... Desmarcarse del tópico es cada vez más costoso, y sin duda has dado en la llaga con Sebastian, me siento más que identificado, sobre todo con mi sirenita...jejej. Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Bufff Juancar... Estas cosas no se hacen... Qué auténtica maravilla, inmejorable confesión. Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. A mi si que me encantó amigo Flú, descuida que pronto nos veremos en el cine, o en la sesión de fotos...jejeje. El libro descuida que en cuanto acabe el último me pongo ajierro. un abrazo, y disfruta estos días.

    ResponderEliminar
  24. Quedé maravillada, tenía tiempo que no te visitaba, sigues igual de sorprendente =)

    Un beso Miguel.

    ResponderEliminar
  25. un beso Ramone, encantado de volver a tenerte por estos lares... Besos y mordiscos.

    ResponderEliminar
  26. Tremendo relato!!Me gusta la sensibilidad con la que escribes, ha sido un placer perderme por aquí un ratito.

    ResponderEliminar
  27. La edad y la ilusión...
    escribes de maravilla!

    ResponderEliminar
  28. Ufff...luchando para conectarme a internet, y te vuelvo a encontrar...me encanta que me robes el corazón de esta manera...
    Un beso fieraaa!!

    ResponderEliminar
  29. Jamás pensé agradecer el comentario a un cierre de interrogación, pero vaya, las palabras caen de mi lado!! Un saludo

    ResponderEliminar
  30. Cuando encuentres un besazo perdido entre los montes de Guadalajara no dudes, es para tí!!! besotes guapita!!

    ResponderEliminar
  31. ea,muy bueno,ésto va para quien crea que una persona mayor no puede enamorarse...ciertamente,también creo que uno deja de vivir cuando deja de amar...y el amor llega cuando menos te lo esperas,en cualquier lugar,en cualquier momento,en los ojos de cualquiera...

    P.D.: no te he dicho nada porque estoy saboreando el libro,paladeandolo,tranquilamente,sin prisa ninguna,para que no acabe...es un gustazo poder leerte en cualquier parte,sólo llevando mi tesoro bajo el brazo

    ResponderEliminar
  32. Vaya amiga, me alegro de que procedas del modo exacto y adecuado para la degustación del libro. La cocina a fuego lento no la degusta por igual todo paladar, aunque en tu caso ya dab por hecho que lo lograrías, jejje... Muchas gracias guapa. Besos y mordiscos.

    ResponderEliminar
  33. "Hoy todo se ha tornado de colores deslucidos. Voy mirando al mundo tras de mis cristales, con dolor de huesos.con mi andar de años,con este mal genio y con mi pelo cano. Pero aunque todo se haya cambiado de colores deslucidos yo no me arrepiento de haberte amado tanto. Tu has sido mi.....Etc,etc..." Y el resto mi buen amigo Miguel es el mismo sentimiento, ese amor reposado que tan magistralmente abrazas en tu escrito. Cada etapa de la vida es hermosa si uno logra vivir sus suenõs y hacer lo que ama. Tu Miguel, serás seguramente un abuelo muy feliz.
    te cuento que he recibido tu libro. El mes de abril me regalará mucho tiempo y tranquilidad y entonces lo deboraré. Tambien se que le debo mil entradas a mi blog y comentarios que me esperan, pero como pdria escribir si ahora tengo un nieto en cada brazo que me colman de poesia en cada segundo. Un Abrazo y gracias por enviarme a Suso.

    ResponderEliminar
  34. ¡Miguel, Miguel, Miguel, eres GRANDE escribiendo!

    A medida que cumplo años, veo que el continente va cambiando (no pienso decir que se va deteriorando, ea, no quiero), pero el contenido sigue igual de joven que siempre. La experiencia de la edad nos tiene que servir para no envejecer por dentro!

    Una vez más, un beso admirado!

    ResponderEliminar
  35. Precioso relato, tiene tanta verdad, adoro la mirada joven que tienen algunos ancianos, que apesar del tiempo que llevan en este mundo ,el tiempo no les ha podido borrar el niño que nunca debió perderse en nosotros.

    ResponderEliminar
  36. jajja... Pero qué grande eres. Sin duda, aprovecha para aparcar las letras si es por tan buen motivo, pero no nos abandones... Espero que disfrutes mi librillo amigo, ya me contarás. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  37. ¿¿Cómo puedes hablar de grandeza en la escritura después de publicar esos cuentos tan magníficos?? Envidio sánamente el don de la originalidad que nos regalas en cada escrito, te lo confieso Mercedes... Besos y mordiscos.

    ResponderEliminar
  38. Yo aspiro siquiera a rozar la sabiduría que encierran sus pupilas Catherina, gracias por pasearte por mis lares. Besos y mordiscos.

    ResponderEliminar
  39. hoy en lo que va del día,es lo mejor que he leido,paseando por mis blogs amigos!
    gracias para vos y para mi!
    saludos
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  40. Odio las comparativas, pero viniendo de tus palabras no puedo más que sonrojarme. Ya te recomendaré yo unos blogs para que pongamos el rasero a su pertinente altura, jejeje... Muchas gracias Lidia. Besos y mordiscos.

    ResponderEliminar