RÁFAGA DIURNA

"Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única".

Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

martes, 3 de noviembre de 2009

EL MAR DE LAS PESTAÑAS

Yo jamás podré comprarte aquel vestido que siempre quisiste tener, jamás posaré en tu anular sortija más valiosa que la mirada que un día nos una de por vida; pero te mostraré la luna con los pies enterrados en la arena, como sólo las gaviotas saben ver.

Yo jamás claudicaré a la suciedad de este mundo, a sus prisas, a su monótono desfile de ánimas acicaladas con traje de domingo y su correcto cumplimiento del deber. Yo nunca olvidaré los rincones en que me hice mayor, las esquinas en penumbra donde el cielo se hizo tierra por un ratito; ratito de gloria tan grande como una vida encauzada por los que realmente tanto me quisieron. Yo nunca amaré ciudades por encima de pueblos, pueblos llanos de barbarie y miel, tan sinceros que a codazos me estiraron el alma hasta hacérmela inmensa.

Yo jamás prometeré besarte, mas llegará un día en que descubras cuantos de mis besos te caben en la boca. Jamás abandonaré por ti mi senda, mas serás tú quien por verdadero amor quiera caminarla conmigo a cualquier precio por verme feliz, por sentirme pleno. Yo jamás dejaré que por pena te cuelgue el mar de las pestañas, será mi saliva quien calme tus desvelos cuando el ansia ahogue tu risa, cuando creas estar sola bajo la cúpula del firmamento. Yo no tendré entonces para ofrecerte querida, más que la acera que de mi mano camines, mas que un cobijo de tormentas bajo mi pecho henchido por el hechizo de tu voz; mas que canciones que se derramen de mi garganta hasta verterse en tu oido, acariciándolo con cada letra que del corazón brote para únicamente lograr hacerte feliz... Sin embargo para ti, será mucho más que suficiente.

Yo jamás vestiré de plata fina tus enseres porque lo material es demasiado etéreo para tan magna diosa, demasiado volátil para un cariño eterno, demasiado tangible para prenderlo de un sentimiento tan puro como el nuestro. Nunca podré hacerte tan mía como realmente quisiera por no humillar al diablo, mas me conformo con borrar de tu frente los abriles que te entristezcan, con trepar de tu trenza a la sutileza de un cuello de nácar, a su piel de melocotón maduro; a la zozobra que adivinen las alondras de mi cabeza cuando por fin poses tus labios en los mios y se detenga el giro del cosmos, el conjuro que hizo de la nada vida...

Yo nunca pensaré si te quiero, porque en el momento en que lo haga habré dejado de quererte para siempre.

11 comentarios:

  1. Son las 9 de la mañana en el curro...abro el ordenador y me encuentro esta perla...magnifico modo de empezar el día...gracias Vivas jr

    ResponderEliminar
  2. No sabes cuánto emocionan tus palabras,cómo consiguen emocionar...

    Reitero lo que te dije,alguna mujer será muy dichosa por tenerte a su lado,espero que lo valore como te mereces y se dé cuenta que para ser feliz tú eres lo único que necesita.

    ResponderEliminar
  3. Pishaaaa, esta vez te has salido, felicidades, muy muy bueno, será que con Sabina de fondo se hace mas profundo...

    ResponderEliminar
  4. Cómo escribes... Eres muy bueno, niño!!

    Bicos!!

    ResponderEliminar
  5. No esperará más que el que quieras mirarla o sentirla aunque no esté cerca, permanecerás en su ser grabado en su corazón y en su mirada, le bastará cerrar los ojos o no para que pueda verte y sentirte y le salga una sonrisa, disfrutar de la luna y el mar sea como fuere, pero a tu lado, aunque ni contéis estrellas, no están para contarlas sino porque son las más fieles amigas, siempre están, son los que tanto os quisieron que pone cada uno en una de ellas.
    Le bastará la luz de tu mirada, la alegría con mezcla de locura que le irradias con lo nunca la suya se apagará y eso a ti también iluminará. Harás que olvide sus penas y convierta otras en alegría y será feliz de no vivir en lo que todos viven gracias a ti.
    No pondrá empeño para que la veas la más guapa con sus mejores adornos, vestidos, perfumes, maquillada porque a ti te bastará una sonrisa y su mirada sólo para ti dedicada, para verla la más guapa, la que mejor huela y la que todo le quede bien, se sentirá la más afortunada cuando de tu mano la acompañes por el sencillo, bohemio y encantador pueblo, cantándole todo lo que te venga al pensamiento con sólo el empeño de verla sonreír sin ni siquiera darte cuenta del peso que lleves a la espalda y ahí estará la luna también como la vela que nunca se apaga.
    No querrá olvidar sus abriles, con olvidar uno le será más que suficiente, más para cuando esté a tu lado ya lo habrá olvidado o quizás ni tampoco quiera pues gracias a él más te ha encontrado.
    Te acompañará siempre aunque no viva su vida sino la tuya porque es la que le llena y le hace feliz su vida serás tú y lo salga de ti y tú vivirás para que eso sea así pues acabarás haciéndolo todo por ella y su felicidad, que también será la tuya.
    Ya nunca se sentirá sola, el torbellino de tu esencia, le dejará colmada de tu compañía hasta que vuelvas, y recordándote reirá y suspirará mientras te espera, mientras prepara como inspirarte para tus próximas cantinelas.
    Se dormirá con la nana de tus letrillas, con el cuento de tus vivencias y anhelos, acariciándole como suave brisa su melena, arropada con tu cuerpo entregándole por fin él tan ansiado verdadero beso, acurrucando el uno al otro siendo el uno por siempre para el otro….
    Para entonces serás tan suyo que ni el diablo se atreverá a sentirse humillado sino desgraciado….

    ResponderEliminar
  6. esto me ha puesto nerviosa y hasta lágrimas se han caido de la emoción a las 8 de la mañana. puffffffffffff de lo mejor que has escrito y lo más bueno de todo es que esto que pones sé que es verdad y hasta un poco he podido apreciar.
    ....

    ResponderEliminar
  7. Uffff, espectacular...(otra vez, me parece que me estoy repitiendo demasiado, jejeje...)

    "Nunca podré hacerte tan mía como realmente quisiera por no humillar al diablo... yo nunca pensaré si te quiero, porque en el momento que lo haga habré dejado de quererte para siempre...

    Las anoto en "mis frases preferidas".

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Jejeje... Muchas gracias una vez más por tus halagos. Para serte sincero, es uno de mis textos favoritos. Besos y mordiscos.

    ResponderEliminar