RÁFAGA DIURNA

"Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única".

Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

AMOR ORQUÍDEO


"Una mujer sería encantadora si uno pudiera caer en sus brazos sin caer en sus manos". 
 
Ambrose Bierce (1842-1914) Escritor estadounidense.



Yo te amaba por encima del mundo, casi tanto como para techar el cielo con tu belleza.

Te amaba de un modo atemporal, como ama la vida aquel vigor de la existencia misma, casi como para despeñarme en la locura de un amor tan infinito; tan robusto que espantó aquel hecho mismo de querernos en el tiempo.

Yo te quise hasta inquietarme de apego, de ternura desbordada. Te quise como nadie te ha querido ni lo hará ya en otra vida, porque fuimos la raíz del otro, un corazón a medias en pleno centro del latido compartido hasta la vida, desunido hasta la muerte. Yo te quise y no llegué a entregarte más que en versos mis razones, mis motivos para darte apenas tanto como pude, como supe haberte dado. Por eso fuimos grandes por encima de mortales, de razones y posibles, justo hasta ese día en que estuvimos ya de paso.

Yo te amé hasta que el amor fue cuestión de perdurar, de extendernos en los días. Algo así como danzar el baile por el hecho de bailar, sin tus manos lamiendo lento el leve aire que nos separaba. Te quise y lo hice bien, con la elegancia de un amor orquídeo hasta aquel beso en que dejamos de pujarnos, en que nos descubrimos tímidos, desnudos ante la luna como cuando aún nada había comenzado. Te quise hasta extender el amor, hasta dilatarlo por el cobarde miedo a perderte; como dos rectas paralelas que prometían alcanzarse en el horizonte y ya en el punto de partida oteaban sus destinos.

Yo te quise hasta esa mañana en que ya no nos necesitamos, que perdernos fue sencillo sin un porqué que llevarnos a la boca. Yo vi subsistir al cariño en un abrazo raquítico, tan conciso que se tornó escaso, derramado entre los dedos. Por eso marché, porque prolongarnos la pasión era querer eternizarla y yo... Yo no quise pervivirnos hasta borrarle las dos alas al amor.

10 comentarios:

  1. Libérate al ensueño de poder amar, de entregarte en cuerpo y alma, que las acciones que tomes las disfrutes aunque duelan cada vez más, que al dar todo de ti, recibirás el regalo más increíble que jamás pudiste imaginar, ama sin límites te prometo que no te arrepentirás...
    Muchas gracias por compartir tus pensamientos más profundos!

    ResponderEliminar
  2. Corrompemos la esencia de la vida misma perdurando y perviviendo...

    Muy bello Miguel...

    Beso

    ResponderEliminar
  3. Precioso hasta decir basta...una bonita forma de decir adios,pero las despedidas siempre duelen...besos de colores

    ResponderEliminar
  4. Esa mañana de no necesitarse es complicada, sobre todo cuando uno ya lo sabe y no quiere terminar de darse cuenta.

    ResponderEliminar
  5. Que nostalgia me regalan tus letras vivas en mi sentimiento.

    Besos siempre

    ResponderEliminar
  6. gracias por tu aviso sobre el tercer disco de la banda
    felicitaciones

    Muchas felicidades para ti y los tuyos, que el 2012 traiga mucha luz y belleza a tus pluma
    besitos

    ResponderEliminar
  7. Siempre uno tarda en percibir esa mañana antes que el otro, y digamos que hasta eso llega a ser efecto de rendición...
    Como siempre desnudando el alma...Que bonito!

    Muaks.

    ResponderEliminar
  8. Y con el disfrute y deleite de tus letras, desearte felicidad en este año que comienza, y que todos tus sueños y anhelos se hagan realidad…
    Gracias por regalarnos tan hermosas letras bañadas en ese sentir maravilloso que hay en ti…

    Un abrazo amigo, sé feliz!

    Muackss!!

    ResponderEliminar
  9. Feliz 2012, aunque algo tarde...aquí llego
    me impregno de tus letras y me quedo maravillada, ese amor orquídeo me dejó en un a nube...

    Gracias por compartir tanto!!

    Un beso amigo!!

    ResponderEliminar