RÁFAGA DIURNA

"Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única".

Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

lunes, 12 de diciembre de 2011

EL BORDE DE UNA CARICIA

"El delito de los que nos engañan no está en el engaño, sino en que ya no nos dejan soñar que no nos engañarán nunca".

Víctor Ruiz Iriarte (1912 -1982) Dramaturgo español.

Él la mira de soslayo como quien se destierra a la utopía. La mira en lo imposible de algún beso que llevarse a la boca... pero la mira.

Sabe de su propio recelo al pecado, al solo desliz de desearla por saberla tan soberbia, tan magnífica en su condición de mujer bella, tan inalcanzable como reta un poema a la luna... por eso la mira. La mira por lo inadecuado de adecuarse a su cintura, inasequible a sus dotes de galán trasnochado, por eso la contempla de por vida hasta que muera la muerte.

La mira y no puede por más que pausar la prisa ante lo irrealizable cuando ve que el universo entero le regala su sonrisa mientras fascinante ella apura su último cigarro. Porque nadie jamás había fumado de un modo tan maravillosamente bien estudiado la quería suya, porque nadie tuvo nunca unos brazos tan fríos como para sostenerle al alba un Sol que por nunca les naciera, ahora que al fin la noche se les antojaba eterna.

Cauto en la inspección de lo incorrecto, de lo vetado a lo voraz de sus anhelos la mira, absorto en sus pestañas como si al cimbrear se flexionara el mundo hasta cazarlo en su mirada. Él la observa remoto, alejado de sí desde el impracticable borde de una caricia, como si al fin divisara tierra firme allá en sus manos, justo a un paso de su sombra mientras cuida no pisarla, no rozar siquiera aquel contorno suyo que a su paso va dejando tras de sí.

13 comentarios:

  1. y todas tus letras son una caricia para mis sentidos...qué bonito lo escribes, que tan solo el deseo de imaginarlo es un placer...

    Un beso Miguel...me encantóoo!!

    ResponderEliminar
  2. De soslayo y de frente he seguido tus pasitos a pesar de mi aparente ausencia, y ahora que vuelvo a dar guerra, no puedo dejar de saborear con admiración y rumba en mis oídos estos seductores pensamientos.

    Un besazo enorme! Y enhorabuena por el disco!

    ResponderEliminar
  3. Hermosas imágenes que dibujas con tus palabras, un deleite imaginar todo aquello.

    Abrazos alados!

    ResponderEliminar
  4. Pero qué bonito! qué delicadeza y sensibilidad, un placer para los sentidos volver a pasar por aquí, como siempre! un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. "Porque nadie jamás había fumado de un modo tan maravillosamente bien estudiado la quería suya, porque nadie tuvo nunca unos brazos tan fríos como para sostenerle al alba un Sol que por nunca les naciera, ahora que al fin la noche se les antojaba eterna."

    Soberbio.... siempre al borde, al límite y de nuevo descalza....
    Un beso...

    ResponderEliminar
  6. Como vistes las palabras de domingo. Qué grande y mágico eres Miguel. Poeta entre poetas!!!

    ResponderEliminar
  7. Que bonito de verdad, te animo a que sigas escribiendo
    Muackk

    ResponderEliminar
  8. Una delicia, Señor poeta!! Yo, como siempre, alucinada!! Un abrazo Miguel!!

    ResponderEliminar
  9. Una delicia, señor poeta! Yo, como siempre, alucinada! Un abrazo, Miguel.

    ResponderEliminar
  10. ¿De verdad son tan inalcanzables las mujeres bellas?

    ResponderEliminar
  11. Magistral descripcion la que nos dibujas frente a tu mirada, bella ella... Bello tu, que sabes desnudarla con tus letras y a mi me acaricia leerlas...

    Hoy te has ganado un beso, poeta.

    ResponderEliminar
  12. Es tan increíble que me ha dejado con la boca abierta, a pesar de mi temprana edad. Supongo que este será únicamente un pequeño granito de arena entre todos los que día a día te animarán, pero no he podido resistirme.
    Apenas tengo palabras...

    ResponderEliminar