RÁFAGA DIURNA

"Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única".

Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

lunes, 26 de abril de 2010

PRINCESA DE LOS TIEMPOS

"Lo que sucede hoy acaeció otras veces. Lo que se dice, sigue diciéndose y se dirá más adelante; lo que ha de ser, ya fue un día".
Antonio Francesco Doni (1513-1574) Escritor italiano.


Aprovéchame, quizás mañana ya sea tarde y me haya ido para siempre, vida.

Mójate de mí, como la arena besó la infancia de quien osa pretenderte. Dame de beber ahora, justo ahora, un trago del viento como si del último predicador se tratase, ese que desata invisibles las pasiones de los hombres de uno a otro confín. Dame un sorbo de tu tiempo, esa inmemorial savia que te recorre las entrañas, la que torna este mundo más y más viejo mientras vuelven a llover niños que poco a poco también menguarán más y más viejos. Déjame ser duende de las llamas, el que azote las candelas pero evite su expansión al infinito; hechicero que cauto albergue el secreto ancestral de tu danza del fuego. Necesito sentirme fugaz cruce de miradas que en su milimétrica fijación haga temblar los cimientos del cielo.

Aprovéchame princesa de los tiempos, sin dioses que juzguen ni pecados que desaprovechar. El prado que hoy floreces será tan yermo mañana como baldío fue ayer su retoñal reverdecer. Nada amanece, nada envejece. Estos versos ya lamieron otros mil labios con solera antes de nacer en mí, pero en este preciso instante soy el grano señalado del vasto desierto. Porque oigo el llanto del mundo en un ramo de flores y me enamoro del soplo que es vivir, pero es imposible cantarte vida un solo acorde sonoro por inventar, pues toda sutil melodía fue ya una vez parida tiempo atrás. Todo en ti germina tan remotamente... En senderos que hoy asfaltados fueron pasto de carruajes o en añejos corazónes que antaño como yo sedujeron a esta misma luna. Pero soy yo ahora quien los late, quien te los regala, quien te los ofrece con el ímpetu de las raíces del desierto, con el alma carcomida por las ansias de desnudar del pasado esa esencia de perpetuidad que te engalana.

La existencia no es más que el motivo de ser feliz, búscame en la razón de enamorarte sin pretextos, en el peligro de perdurar hasta mañana sin morir en el intento. Cada poema ya estaba escrito en el aire y viaja de nube en nube resbalando hasta una boca que lo quiera cobijar de nuevo, es sólo eso, el poeta y su obligación de volver a serlo. Yo sólo me obligo a mimar la eternidad del sentimiento sin contar mis años de vida; sólo la vida de los años.

14 comentarios:

  1. Mañana siempre es tarde, es el ahora lo único que tenemos realmente…
    Muy bella tu entrada,
    Bsos

    ResponderEliminar
  2. Todo y nada son eternos y perecederos a la vez.POr eso la eternidad dura un instante y los instantes son eternos...por eso hay que aprovecharlos y ser aprovechados por que a pesar de todo ,aunque todo vuelve,en realidad nada vuelve igual.Lo has vuelto a hacer,lo ha bordado de nuevo...y no me canso de leertelo.Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. ..."La existencia no es más que el motivo de ser feliz"...quizás de eso se trate todo lo que nos rodea!

    Muy buen texto.

    Abrazos de lunes con frío...

    ResponderEliminar
  4. Tan atenta como siempre, apenas diste tiempo a que lo subiera amiga... Besos y mordiscos con Ginebra.

    ResponderEliminar
  5. Me encantaron tus palabras Alfonso, siempre con la sutileza meticulosa con la que hilas siempre tan fino, de un modo tan hermoso como el que nos tienes ya acostumbrados. Un abrazo fuerte!!

    ResponderEliminar
  6. Sacando el jugo a la vida, tus textos son el empujón que muchas veces necesitamos para agarrar a la oportunidad por la cintura y bailar un vals con el instante.
    Quizá todas las palabras hayan sido dichas, todas las melodías interpretadas, todas las situaciones vividas... pero jamás un mismo sentimiento se vivió de igual manera. Porque todo depende de aquel momento que decidimos vivir, de aquellos besos que decidimos guardar, de este texto que decidiste escribir y que hoy tanto necesitaba descubrir.

    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  7. Efectivamente somos esclavos del tiempo, y a veces lo bueno, es tan fugaz... pero lo importante es vivirlo, llenarse de experiencias, y bueno, no vamos en mal camino no?... aunque queda tanto por hacer...
    un fuerte abrazo amigo

    ResponderEliminar
  8. Ante esto sólo se me viene a la cabeza... Carpe Diem, tempus fugit

    ResponderEliminar
  9. "Aprovéchame, quizás mañana ya sea tarde y me haya ido para siempre, vida.
    Dame un sorbo de tu tiempo... déjame ser duende de las llamas... hechicero que cauto albergue el secreto ancestral de tu danza del fuego... Cada poema ya estaba escrito en el aire y viaja de nube en nube resbalando hasta una boca que lo quiera cobijar de nuevo, es sólo eso, el poeta y su obligación de volver a serlo. Yo sólo me obligo a mimar la eternidad del sentimiento sin contar mis años de vida; sólo la vida de los años."

    Ufff...Magistral... de nuevo, remuves, arañas, llegas, exprimes a la VIDA... a tú Princesa de los Tiempos, para crearnos a los demás la necesidad de hacer lo mismo...superas con creces la ¿obligación? de volver a ser poeta y buscar una boca que cobije tu poema y lo rescate de su viaje en las nubes...
    Pero creo que lo tuyo no es obligación, es inseparable, necesario, vital, inherente a tí ser poeta, como el mar y la luna...

    Yo también me obligo a ponerle VIDA a los años...

    Un beso...

    ResponderEliminar
  10. Nada es igual, ni antes ni después. Un poema o una canción, por ejemplo, nunca se recitarán ni se cantarán igual. Depende del momento en el que se encuentre el poeta o cantante y a la persona o personas a quien vaya dirigido. ¿No crees?. Muy grande tu pensamiento. Casi tan grande como el mural de Getafe, jejeje.

    Un abrazo fuerte amigo

    ResponderEliminar
  11. "Carpe Diem", atrapa el día fugaz, disfruta del momento antes que el invierno del tiempo se lleve el todo del todo. Los renacentistas lo tenían ya muy claro, sí. Tu forma de glosarlo es excelente, como siempre, Miguel.
    Un fuerte beso.

    ResponderEliminar
  12. En tu línea Mercedes, me alegro una vez más que te guste el texto. Espero que no tardemos en volver a cruzarnos en el camino, besos y mordiscos.

    ResponderEliminar
  13. Hace un par de años cuando estuve "malito" le decía bromeando a mi mujer y citando a un humorista de mi país, "Aprovechame que estoy quedando poquito". O sea más o menos lo lo mismo que has dicho tú, pero en "normal". Tú lo dices en "poeta magistral" y como siempre resulta un texto incomparable. saludos amigo no te pierdas.

    ResponderEliminar
  14. ...haces de lo cotidiano, poesía...quizá se trate de eso, no??
    aprovéchame??una invitación muy sugerente... venga, valeee, aunque sólo sea por vivir el hoy =P
    besillos para todos

    ResponderEliminar