RÁFAGA DIURNA

"Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única".

Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

jueves, 18 de junio de 2009

PLAYA DE ENCINAS


La cortesía es la limosna del millonario y el desdén un zarpazo a sus desaires.
El afecto es una llaga en la boca del necio, la aversión niñez bajo sotanas.
La vida es nuestra eterna brevedad, la muerte la única certeza del hombre.
El ingenio es una chispa entre tinieblas, la simpleza el gran anhelo del sabio.


El amor es la bendita inconsciencia, la frialdad su lenta agonía.
La certidumbre es una solemne playa calma, la duda una balanza en lo vivido.
El cariño es una emoción de caramelo, el odio razones desbocadas tras su trinchera.
La inocencia es una pureza caduca, la picardía travesura de ágil muchacho.


La amistad es la joya en mi bagaje, el rencor un bozal para el olvido.
La generosidad es un presente en plena batalla, la codicia una sórdida agonía.
La felicidad es un sendero sin final, la tristeza alegría ajada en manos de la fortuna.
La esperanza es el pulmón del optimismo, el desconsuelo azabache en las paredes del alma.


La pureza es una esencia por corromper, la perversión su privada ensoñación.
El entusiasmo es el motor de la supervivencia, la melancolía goteras en la memoria.
El valor es un desplante al destino, la cobardía una huida hacia ninguna parte.

2 comentarios:

  1. ¿Es indiferente para tu manera de escribir, que tú playa tenga arena y olas, o tierra y encinas?

    Entiendo que no es lo mismo, pero siempre tienes la palabra exacta, la inspiración precisa que define los sentimientos, como en este caso que recorres la esencia de la vida, dejando tras de ti un reguero de grandes verdades.

    Me ha gustado, pero sobre todo me ha dado en que pensar...

    Un beso...

    ResponderEliminar
  2. Acostumbra uno a acostumbrarse a todo, en esas andamos, compensando conchas y bellotas. Besos y mordiscos.

    ResponderEliminar