RÁFAGA DIURNA

"Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única".

Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

viernes, 5 de junio de 2009

DIOS NO JUEGA A LOS DADOS

La más clara prueba de que existe vida inteligente en otros planetas es que aún no han venido a visitarnos. Nos lleva nuestro grado de retraso progresista a etiquetar como marcianos a cualquiera de los infinitos y magníficos entes que traspasen nuestras terráqueas fronteras. Ea, todo dios viene de Marte, qué poca educación...tan minimalista y subjetivo es nuestro estrecho vocabulario como tratar de designar a cualquier humano del planeta como conquense o sirio, ruso o libio; esta sociedad es para descojonarse. Qué pensarán de estos homo sapiens espabilados los pobres alienígenas del anillo de Saturno o cualquiera de los habitantes de las más de cien mil millones de galaxias del cosmos…Ellos sí que son conscientes de que nuestro modo masivo de desplazamiento más avanzado es el avión, con el cual llegaríamos a la Luna en 16 días, a Marte en 10 años y a nuestro querido Sol en 19, impresionante el dominio del espacio-tiempo siendo erradicados por simples virus …Los amos del planeta azul…la mente infinita que sólo escribe poesías a la Luna mientras Cruithne con sus 5 kilómetros de diámetro se pudre orbitándonos…Los mismos que podrían contar en un paquete de un kilo de azúcar con muchísima paciencia 5 millones de granos, los mismos que necesitarían 14.000.000.000.000.000 de paquetes para tener tantos granos de azúcar como estrellas hay en el universo visible con los que podríamos cubrir todos los continentes sin dejar un solo centímetro de suelo por endulzar.
Sin embargo, es el hombre tan indigno, imbécil y maravilloso en su inconsciencia, que al respirar mientras ve telebasura con un McPollo en la mano mete en sus pulmones más átomos de nitrógeno que estrellas hay en todo el Universo.
Quien dijo que la vida no es felicidad… aun no ha vivido.

1 comentario:

  1. Dios no juega a los dados...pero los puso en nuestras manos, con la seguridad de que nuestra inconsciencia, nos llevaría a apostar a "doble o nada" hasta perderlo todo, por la avaricia de tener siempre más...

    Con lo que él no contaba, es con los locos conscientes, que nos consideramos afortunados sólo con VIVIR... y nos sobra el resto.

    Gracias...por ofrecerme la posibilidad de encontrar a diario en cada entrada nueva (o antigua), en lo que escribes, motivos para sentirme VIVA... Un beso

    ResponderEliminar