RÁFAGA DIURNA

"Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única".

Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

jueves, 8 de octubre de 2009

AMO EL AMOR DE LOS MARINEROS


Para que nada nos amarre,
que no nos una nada.
Ni la palabra que aromó tu boca,
ni lo que no dijeron las palabras.

Ni la fiesta de amor que no tuvimos,
ni tus sollozos junto a la ventana.
Para que nada nos amarre,
que no nos una nada.

Amo el amor de los marineros que besan y se van.
Dejan una promesa, no vuelven nunca más.
En cada puerto una mujer espera;
los marineros besan y se van.
Una noche se acuestan con la muerte en el lecho del mar.

Desde el fondo de ti y arrodillado,
un niño triste como yo nos mira.
Por esa vida que arderá en sus venas
tendrían que amarrarse nuestras vidas.

Por esas manos, hijas de tus manos,
tendrían que matar las manos mías.
Por sus ojos abiertos en la tierra,
veré en los tuyos lágrimas un día.

(J.Sabina a Neruda)

3 comentarios:

  1. Gracias reina, como siempre a la llaga, pero esta vez ya lo sabía de sobra. El único apunte es que lo que me gusta no es el texto en sí, sino la canción que, con letra de Neruda, compuso Sabina a su homólogo poeta. De todos modos, agradecido me ando por tan magna sapiencia; qué bárbara...

    ResponderEliminar
  2. Amo a Sabina, pero aún más a Neruda..

    ResponderEliminar