RÁFAGA DIURNA

"Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única".

Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

martes, 17 de abril de 2012

LOS LABIOS DEL VERSO



"La mayor parte de los fracasos nos viene por querer adelantar la hora de los éxitos".

Amado Nervo (1870-1919) Poeta, novelista y ensayista mexicano.


Ojalá y no te duela encontrate en mis canciones, porque llegará un día en que descubras con el mundo abierto de par en par que eras tú.

Y no te quiero tanto, apenas cuanto precisan los brazos de la nostalgia. Te quiero lo justo para clavarme en las flores cuando las huelo y miro atrás, con el alma vencida en una cuna de recuerdos que recuerdan tu pasaje de puntillas por mi vida. Porque pudiste ser tú; tú o cualquiera el caminar de este camino. Pero marché a la luna... marché y besé sin más su cara oculta.

Yo pude dártelo todo, menos darte por perdida. Pude danzarte el bolero más querido, guarecerte de los brazos de un destino marchito, deshojarle margaritas al amor que nos mantuvo vivos... Pero te hice canción. Yo te hice canción de esquina para tocarte cuando más lo necesite, en ese instante en que me azote la belleza de la tarde en que te tuve, como este hoy en que me encuentro recordando tu recuerdo, como dos bocas que se mueren por morirse de deseo.

Yo vestí tus labios de versos para anclarte por siempre a mi vida, de una forma inquebrantable, como lo hace el corazón en su embestida de pasiones que desborda las alcobas. Engalanada en melodías, así preservo tu silueta al fondo de mis pupilas, bajo las curvas de esta guitarra que me cobija los adentros. Inalterable en el bolsillo de la memoria crece tu sonrisa lenta sobre la piel de un acorde, para tenernos cuando menos nos tengamos, en el milagro de cantar contra el olvido.

Ojalá y no te duela encontrarte en mis canciones, hallarte allá en mí una madrugada cualquiera de desamor en la saliva. Ojalá y nunca sepamos cuanto pude quererte, lo irrompible que escondía bajo el traje de cantor... Porque a veces, aún, no alcanzo a escucharme entre tanto latido. Porque nunca olvido tu recuerdo, recuerdo que nunca te olvido.

10 comentarios:

  1. Increíble... Lo peor de todo es que me siento muy reflejado, estoy pasando por lo mismo, y también le hacía canciones un día si y otro también... ahora me quedan las agridulces melodías dentro de mi cabeza y me atronan los oídos y el alma...
    Músicos somos y músicos moriremos...

    ResponderEliminar
  2. Mis palabras hablan de la eterna musa, quieras o no, siempre estará ahí disfrazada de canción. Supongo que el tema del Carrasco te dará más si cabe en la llaga amigo, no fue intencionado... Un abrazo fuerte artista

    ResponderEliminar
  3. La musa que tiene todos los ojos del mundo, la inmortal en la que todos nos reflejamos una o infinitas veces.

    Qué bello es leerte, Miguel..

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. cada vez más admiro tus letras, tus versos, tu alma!! es imposible no emocinarse al leer tanto amor, al descubrir que existe ese amor.
    Mis felicitaciones, como siempre, por tan bellos besos de versos enamorados, en la otra cara de la luna, junto el mar...me encanta leerte, escucharte...

    Un beso ARTISTA!!

    ResponderEliminar
  5. Ai, esas musas que se cruzan i se clavan, porculeras e indispensables...Dignas responsables de la rumba que sacia el cuerpo y la cabeza llenita de pájaros...VIVAAAA LAS MUSAAAAS!!!

    UN BESOTE, FIERA!! ^_~

    ResponderEliminar
  6. Debe ser hermoso encontrarse en las canciones de alguien, en sus poemas. Hace poco, casualmente, me preguntaba si seguiré existiendo aún en la memoria de quien alguna vez me quiso...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. guauuuuu!!! pero qué bonito!! ójala todos pudiéramos ser capaces de plasmar nuestros pensamientos y recuerdos de ese modo, para poder rescatarlos cada vez que necesitáramos cerrar los ojos y sentir lo vivido o soñado. un besazo artista!

    ResponderEliminar
  8. Un escalofrío me ha recorrido el corazón al leerte. Cuantas cosas me has hecho sentir y revivir en mi memoria.
    Un placer leerte.
    Besos y susurros llenos de dulzura como tus letras

    ResponderEliminar
  9. Gracias a tod@s, se agradecen enormemente vuestras palabras. Es un placer compartir pedacitos de uno con tantas pupilas, besos y mordiscos

    ResponderEliminar