RÁFAGA DIURNA

"Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única".

Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

lunes, 7 de septiembre de 2009

OSCURECIMIENTO GLOBAL

Como Ambientólogo que es uno, aunque poco practicante de un tiempo a esta parte; me cuesta pasar por alto un tema como éste. Harto del maremagnum de noticias apocalípticas con respecto al futuro próximo del planeta debido al famoso Calentamiento Global, ahora se nos cuela un nuevo primo hermano para terminar de rizar el rizo y hacer que ya no haya dios que se aclare... ¿Contamino o no?, ¿nos achicharramos o nos congelamos, vamos a ver...?. Trataré de hacer una breve aproximación sin caer en lo plomizo de redactar un texto científico.

Desde hace una década los investigadores que amparan éste mundo nuestro de cotilleos y sexo, han venido notando un descenso de la luz solar que recibe la superficie de nuestro planeta a razón de un 16%, lo cual no es moco de pavo. Esto no significa que en unos años vayamos a tener noche permanente (lo que le faltaba a más de uno...); pero sí que estamos volviendo a liarla parda con nuestra industrializada y progresista sociedad. La razón de esto es, como no podía ser de otra manera, la contaminación. Para la mayoría de los científicos todo esto ha caido por sorpresa porque era un hecho que había pasado totalmente desapercibido.

El efecto de dicho oscurecimiento es el contrario al efecto invernadero, pues si éste lo que hacía era aumentar la temperatura global de La Tierra al impedir que las radiaciones infrarrojas del Sol saliesen al espacio a modo de invernadero; lo que provoca el Oscurecimiento Global es el enfriamiento global de La Tierra en términos prácticos para el ciudadano de a pie.

Este fenómeno es producido por la combustión de energías fósiles, las eternas enemigas de la madre natura. Las partículas flotantes (ceniza, hollín....) actúan como "núcleos de condensación" que unen moléculas de agua y el efecto que este hecho provoca en las nubes es un aumento en la cantidad de gotas de pequeño tamaño y de la cantidad de radiación solar que es reflejada por las nubes, impidiendo que cierta cantidad llegue a la superficie terrestre.

Lo más grave de todo es que su efecto de enfriamiento ha contrarrestado el calentamiento global encubriéndolo, lo cual nos ha llevado a subestimar e infravalorar el impacto del efecto invernadero y los verdaderos alcances del calentamiento global en general, hablándose incluso de duplicar sus valores calculados en un principio... Al haber menos radiación solar, hay menos evaporamiento del agua y menos formación de nubes, y por consiguiente menos precipitaciones; agravando más a las zonas áridas ya de por sí afectadas por el calentamiento global y cerrando el círculo vicioso.

De manera que tranquilitos en el sofá como siempre hemos puesto en jaque al ecosistema del planeta. Mientras que el calentamiento global provoca más lluvias en las zonas húmedas, y más sequía en las áridas, el oscurecimiento global provoca menos precipitaciones por el efecto espejo, reforzando aún más las sequías; y por otro lado enfría, lo que de momento nos ha ayudado a que el calentamiento global sólo nos muestre una máscara amable. Pero si dejamos de arrojar la contaminación que le quita transparencia a la atmósfera, liberamos la cara feroz y real del calentamiento global... La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados. Pa habernos matao

1 comentario:

  1. Sinceramente, no me digas esas cosas...

    Por que tengo miedo.

    Aún así, es bueno estar sobre aviso^^

    ResponderEliminar