RÁFAGA DIURNA

"Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única".

Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

viernes, 8 de mayo de 2009

FOGONAZO


A veces quisiera poder decir basta y liquidar de una vez esta deuda de sueños que tengo pendiente con la almohada, dejar fluir la paz que debo tener en algún rincón de ésta maldita cabeza y quedarme anestesiado al instante, sin rodeos ni vaivenes, sin remordimientos ni problemas cotidianos que me impidan relajarme. Relajarme...con eso ya tendría suficiente, al menos de momento bastaría con eso para despejar esta mente saturada de música, familia y mil problemas insustanciales; que sin ayudas externas ya me ocupo yo de que tomen cuerpo.

Naranja, ese es el tono de luz que dejan pasar las rendijas de esta persiana. A menudo y sin explicación aparente, trae a mi mente recuerdos borrosos de un aeropuerto, de farolas continuadas emitiendo una lúgubre claridad a altas horas de la madrugada. Acostumbra mi madre a decirme que son retazos de Valencia, cuando esperábamos el avión que nos llevaría a Ibiza; o que nos traía de ella, la verdad es que nunca supo precisarlo. El caso es que si no me falla la intuición debe ser el recuerdo más antiguo que mantengo aquí dentro y quizá por ello le tenga un especial cariño.

2 comentarios:

  1. ESO ME SUENA DE ALGO, NO?
    ME ALEGRO DE QUE LO PUBLIQUES PORQUE ESTA MUY BIEN ESCRITO, AUNQUE AHORA ESTA EN POSESIÓN DE DIEGO.
    BESOS

    ResponderEliminar
  2. Artista de música y palabras, ¡qué arte!, gracias por compartirlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar