RÁFAGA DIURNA

"Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única".

Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

sábado, 23 de mayo de 2009

DETRÁS DE LAS ESTRELLAS

Cuando dominas el mecanismo de un reloj, sus engranajes en perfecta conjunción y armonía; cada pieza contribuye a lograr la sinfonía perfecta y desnuda al mundo con el sabio poder del tiempo. Si consigues entender la complejidad de un reloj puedes entender cualquier cosa, todo; causa y efecto, acción y reacción, cómo cambiar el futuro…pero jamás inquietarás al pasado.

El pasado es inmortal porque se aloja detrás de las estrellas, en un espacio atemporal donde las realidades presentes se sostienen pendiendo del fino hilo que nos hace seres mentalmente equilibrados. Es en ese pasado donde te alojas tú y todo lo mío que contigo te llevaste. Me pesará la vida y la muerte, pero ahí estás tú porque la vida quiso, sin rodeos ni vaivenes; quiso y te fuiste para siempre, en toda la inmensidad, crudeza y amplitud universal del término, sin derecho al reproche; simplemente nunca más te podré ver. Faltarían palabras en este mundo y sobrarían a la vez miles de maneras de expresar mejor lo que escribo, pero escribo lo que en carne viva me sale del fondo del alma sin miramientos ni pretensiones de engalanar por un solo segundo este desesperado alegato a mi desdicha, ahora que el más absurdo impulso me ha colocado frente al portátil en plena noche cerrada.

Es tan honda la pena negra que me cala por dentro que jamás nada ni nadie logrará espantarla. Está anclada al pasado y como tal, sólo puedo tratar de burlarla a ratos, a días, a mujeres, a cubatas, a canciones...Pero siempre regresa.
Son las 6 de la madrugada y vengo de tocar; mi día ha transcurrido genial, como toda la semana; echando cojones, saliendo del bache...Miré por la ventanilla de la furgoneta las estrellas imaginando que de algún modo estarías tras ellas; he entrado en casa, y no puedo parar de llorar. Necesitaba desahogarme, es absurdo, pero las letras a flor de piel de mi palabrafernalia guarida abrigan un poco éste bajón tan solitario y sirven al menos de momentáneo consuelo....

Lo siento papel, mañana estaré mejor.

5 comentarios:

  1. No te disculpes, todos tenemos derecho a tener bajones y aún más a desahogarnos... seguro que hoy te sientes mejor ;)

    ResponderEliminar
  2. "Sólo puedo tratar de burlarla a ratos, a días, a mujeres, a cubatas, a canciones..." yo añadiría: a viajes, a sueños, a ventanas, a paisajes, a regalos, a libros, a sorpresas, a asombros, a milagros, a emociones, a preguntas, a respuestas, a rebeldías, a soles, a lluvias... y también a amigos.

    ResponderEliminar
  3. MIGUEL es una preciosidad lo que has escrito.reflejas en palabras sentimientos que muchos tenemos , pero tu tienes la inmensa magia de plasmarlo... Ahora cuando os vea en un concierto os vere dde diferente manera al igual que a Jose , ""gamberros en el escenario y poetas en el alma""22

    ResponderEliminar
  4. Puedes llegar a ser, la persona que mejor entienda el mecanismo de la vida, pero el pasado es otra cosa, está ahí, como tú bien dices: "Detrás de las estrellas", es ahí donde se aloja intangible, o mejor intocable y custodia como celoso guardián, tu mayor tesoro, ese que la vida se encargó de arrebatarte.

    Pero debes saber, que aún cuando no hay en esta entrada una frase más desgarradora, por lo que tiene de real, que: "simplemente nunca más te podré ver.", no es menos cierto que nada ni nadie, logrará espantar tú pena negra, cada uno la burlamos como podemos, aprendemos o nos dejan y no importa el tiempo que haga que tú tesoro esté "Detrás de las estrellas", la pena negra volverá una y otra vez durante días, años o siglos a recordarte que tú tesoro es suyo... y simplemente nunca más lo podrás ver...
    Pero puedes seguir burlando tu pena negra, dedicándole "cuatro vientos"...

    Es la 1 de la madrugada, y mi día ha transcurrido genial, cómo los últimos 15 años, echando cojones, saliendo del bache y ...mirando las estrellas...

    Lo siento, tú me entiendes, verdad? Un beso muy fuerte... duende.

    ResponderEliminar
  5. Me atrevo a decirte Mercedes que has logrado arañarme en la distancia. Gracias por compartir mi carga por unos instantes al menos, un beso enorme

    ResponderEliminar