RÁFAGA DIURNA

"Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única".

Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

martes, 3 de agosto de 2010

LA MIRADA DEL ADIÓS

"El alma que hablar puede con los ojos, también puede besar con la mirada".

Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870) Poeta español.


Creía tanto en ella que apenas se miró a sí mismo cuando disolvió la nube de azúcar de aquel modo tan ingrato, desleal y pérfido. Todo acaeció de un modo tan ágil y presto que bien iba a suceder pasó de largo sin un culpable señalable, dejando un par de heridos graves tras la parpadeo sostenido desde el fondo de la calle.

Sin avisos de derribo ni advertencias de abandono, sin apercibimiento posible que justificase su causa, inocente del delito de prendarse sin juicio como arrebata impasible la muerte a la vida... Así arrasaba de un plumazo las tardes de paseo a su memoria el choque de planetas que estallaron en aquel par de miradas entre terceros, en aquel segundo que detonaba cualquier presente establecido hasta ese instante. Destripado, él ya no se importaba y vio morir el amor a corazón abierto en plena calle. No necesitó un parpadeo de repulsa, ni un adiós a borbotones perfumado de lamentos; ni siquiera cayó frágil una lágrima de ocasión porque él la estaba viendo llorar por dentro. Necesitaba rescatarla del hoy, devolverla al pasado en que aún era suya... Pero por entonces ella ya había cambiado para siempre.

Era su mano ya gemela de la diestra, su alma ese bolero que siempre temió bailar, y su boca otro pañuelo de estación a la espera de un adiós tan próximo como sangrante fue la espera... Y no quería ella patear su corazoncito, pero volaba a otro ras sin más culpa que haberse enamorado. Y lo quería tanto que temblaba sólo con pensarlo, pero ya estaba todo perdido, mudado hacia otros versos. Se le había encabritado el corazón en aquella mirada y estaba perdida. Él había arrojado su vida al pecho de una desconocida y se precipitó por siempre al vacío de aquellas pupilas escarpadas.

19 comentarios:

  1. Nunca todo está perdido.
    Unas palabras muy bonitas, frases todas y cada una de ellas para guardar.

    Besos...........Leonorcita

    ResponderEliminar
  2. Me regresaste este poema con tu escrito,
    que alguna vez me brotó de la nada y ´creó un inicio...


    Él,
    aun no lo sabe,
    pero llenará su morral de plumas…
    Las que Ella
    dejará cuando se marche…

    Él aun no siente,
    que su corazón late….

    Sirocos...

    ResponderEliminar
  3. "Sin avisos de derribo ni advertencias de abandono, sin apercibimiento posible que justificase su causa, inocente del delito de prendarse sin juicio como arrebata impasible la muerte a la vida... Se le había encabritado el corazón en aquella mirada y estaba perdida..."

    Cuando los ojos hablan, no hay posibilidad de error, porque el sentimiento es ante todo, libre y cuando las miradas se incendian al cruzarse, todo está dicho... sobran las palabras...

    Un beso...

    ResponderEliminar
  4. Absolutamente genial la composición; si no hay un sueño metafórico aquí, lloró ese trío de corazones y razones, al de él y el de ella y al del ser que son cuando están (-vieron; -ran ) juntos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. ...esta es mi frase:
    "la mirada es la palabra muda del corazón"
    No, no hace falta decir nada...
    Quedo entusiasmada con tu manera de escribir, no me cansaría de leerte...

    Muaks.

    ResponderEliminar
  6. y qué mal se pasa cuando una mirada te cala tan profundo.

    ResponderEliminar
  7. Uau! Estás "sembrao"! Desgarrador el texto y a la vez tan bello... Lo tuyo es erizarme la piel y extraer esencias nuevas tras releer una y otra vez tus palabras.
    Quizás, todo aquello que nos encuentra desprevenidos, nos paraliza en un primer instante; sin embargo, sus secuelas no nos dejarán impasibles...

    Un besino!

    ResponderEliminar
  8. Hola,por empezar qué genio Bécquer, no creo qué exista más en el mundo un poeta de tal magnitud y romanticismo !!!
    Y leyendote te digo que me encanta tu sitio y seguiré pasando por aquí....
    Saludos desde Argentina.

    ResponderEliminar
  9. Que bueno leerte, más con el texto de Bécquer como intruducción.

    Un placer pasar por aquí, un beso.

    ResponderEliminar
  10. ¿realmente lo parece? ¿o es que todo, absolutamente todo tiene un fin?...

    El texto increible y bello... y leerlo a la vera de Manolo García lo hace grande.

    enhorabuena poeta! un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. He estado leyendo tus textos. Son profundos y me gusta el estilo que tienes.
    También me gustan las frases de los autores con las que encabezas tus escritos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Hola! Siempre leo tu blog, pero no me he atrevido nunca a decir nada, porque a tu lado cualquiera parece que no sabemos escribir, parecemos niños de colegio haciendo garabatos simulando letras, palabras...

    Lo primero decirte que me encantan las frases que incluyes cada día de diferentes autores (poetas, escritores, psicólogos...)ya que me hacen reflexionar sobre mi vida.

    Y por otro lado, referente a este último escrito, el que me ha hecho animarme a comentar, es como si alguien hubiera leido mi pensamiento y lo hubiera traducido a poesía.
    Me encanta esto: "Y lo quería tanto que temblaba sólo con pensarlo, pero ya estaba todo perdido, mudado hacia otros versos."

    Mil besos

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias por tus palabras Susana!! Yo tampoco soy asiduo a la hora de contestar comentarios, pero en esta ocasión, tenía que darte las gracias por formar parte de esos puntitos rojos que parpadean en el mapa y se guarecen tras mis palabras al abrigo del anonimato. Espero que sea la primera de muchas otras veces en que te animes a decir lo que te ronde. Gracias a todos los demás por estar siempre ahí, porque sin vosotros, habría que replantearse parir versos. Besos y mordiscos.

    ResponderEliminar
  14. Primeramente darte las gracias por tu visita y una bienvenida muy grande a mi blog.
    Con respecto al texto que acabo de leer, no tengo palabras, ni que decir tiene que me sigo sintiendo chiquita a tu lado. Divina manera de hablar del amor. ¡Ojalá encontrase yo quién no necesite oir mis palabras, quién descifre mi alma a través de mi mirada.
    Besos, abrazos y un manojito de ternura

    ResponderEliminar
  15. ¿Quién no se enamoró alguna vez de unos ojos en un solo instante...? Benditas miradas!!!

    Precioso texto Miguel, como siempre, un placer leerte!
    Un abrazo :-)

    ResponderEliminar
  16. Bravo, siempre!

    PD.- Las vacaciones no me impiden pasar de vez en cuando a disfrutar de tus letras...

    ResponderEliminar
  17. Interesante texto me gusto... un gusto estar aca...

    ledeska

    ResponderEliminar
  18. Aaiiss!!genial Miguel!con el alma a flor de piel...como siempre un placer sentir con los ojos,el corazon.

    Un besico bohemio soñador

    ResponderEliminar
  19. Siempre creí en el amor a primera vista más que en ningún otro. Tu prosa poética o tu poesía en prosa tiene duende, no se si el del desván o el de sabe dios donde, pero engancha y lo que es más importante, deja huella y enseñanza. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar