RÁFAGA DIURNA

"Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única".

Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

miércoles, 23 de junio de 2010

ROMPEOLAS

"Algunas cosas del pasado desaparecieron pero otras abren una brecha al futuro y son las que quiero rescatar".
Mario Benedetti (1920-2009) Escritor y poeta uruguayo.



Era tu rostro, a pesar de que todo se nos haya escapado hace tiempo. Sí, era tu rostro juvenil, lozano ante un futuro que se nos antojaba demasiado distante, desmesuradamente remoto como para acabar vistiendo de vetustas costumbres al fin, ya ves, a éste lacerante presente nuestro. Hoy te imagino gris, feliz con quien te haya sabido querer, pero gris y mayor, apenas con los carrillos aún sonrojados por el frío de los días que te volaron de la vida.

Sí, era esa estampa de playa contigo; las toallas rebozadas las que me han hecho ser así, fiel amante del pasado, taciturno ante las lunas que me vieron florecer. No sé que fue de ti, apenas sí me importas acaso hoy por hacerlo tanto entonces, pero danzas aquí adentro sin saberlo, ninguno de ambos, cada vez que cruzo la brisa en soledad. A años luz de los amigos desviados en la cuneta, casados ya con Dios y el arca del banquero... Danzas entre el frescor de la orilla y el beso salado, justo donde resbalaban mis muñecas al alzarte en el agua borrachas de bronceador. Me enredas sin quererlo por ser la primera lluvia, el silencio en la partida y el puñal en el costado. Me cabrioleas la asunción de querer hacerme hombre en la estúpida diadema que perdiste, ridícula y trivial, pero la conservo como un idiota advenedizo de pretéritos logros.

Sí, era tu pelo revuelto en los dedos del aire el que me deja hoy tan descalzo al pensarte, el que me anuda el vértigo al alma por asomarme al balcón de mi infancia, esa en la que siempre todos sonreíamos y era un verano perenne el que nos tostaba. Eran aquellos labios de aprendiz los que hoy se derrumban en una bolsa de palomitas, los que evocarán de por vida toda vida vivida; remiendos para un ayer que disfraza sus carencias mostrándose ante mis madurantes ojos tan inconmensurablemente radiante como doliente en su letanía de perfumes añejos.

Hoy... Hoy vi sólo arena en la arena que antaño hollaron tus pisadas.

20 comentarios:

  1. "...No sé que fue de ti, apenas sí me importas acaso hoy por hacerlo tanto entonces, pero danzas aquí adentro sin saberlo, ninguno de ambos, cada vez que cruzo la brisa en soledad..."

    UFFFFF....... has vuelto a hacerlo, me quedo sin palabras, me llegas, me dejas el alma en un puño, de nuevo vuelves a remover mis recuerdos y vuelvo a sentir su olor a verano... a sentir la primera lluvia, la partida y el dolor en el costado... yo también siento que estoy descalza al pensarle y mi alma se queda al borde del precipicio, con la sensación de volcar en cualquier momento y mis ojos se anegan en el mar de la nostalgia, siento que danza dentro de mí cada vez que la brisa del recuerdo azota esa brecha en carne viva, que los años no consiguen cerrar... y evocaré de por vida esos labios con sabor a mar...

    ¿Será que el sentimiento cuando es veraz, nos deja a todos el mismo poso...?

    Un beso ... anegado...

    ResponderEliminar
  2. Se fue mi comentario...te decía algo así como que añoranza y nostalgia forma parte de nuestras bucolicas almas errantes,piel al viento en el verano, y risas locas....tenues sonrisas al volver a casa en madrugadas mágicas encendiendo ese pitillo que tanto sabe a cariño ....magnifico texto para empezar el dia...y la arena es arena si,pero continua teniendo el aroma del ayer , de pisadas dulces y temblorosas....un abrazo,Miguel

    ResponderEliminar
  3. Bueno, hoy has traido a mis manos los primeros besos adolescentes, que nunca se olvidan aunque sean simple recuerdo de etapas lejanas y cerradas, aunque a veces hay ciertos aire de nostalgia en ciertos rincones.
    Bueno, pues mañana a ver si arrasamos en el ferial, por allí estaremos entre tantas cabezas, a ver si despues de la batalla se puede tomar una cervecita...

    ResponderEliminar
  4. Hoy sólo he visto en tus manos el ardiente fuego de tus letras que a la vez hielan el pensamiento. Magnífico Miguel como siempre... insuperable

    ResponderEliminar
  5. Hermoso regreso a la niñez que nunca creo que hayas perdido.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Ufff... Eres tú la que me vuelves a dar a mí con tu comentario, que bien valdría una entrada completa ¿Cuándo demonios te vas a decidir a regalarnos tu blog propio? Ainssss... Besos rebosantes.

    ResponderEliminar
  7. Creo Alfonso que, definitivamente, hay que haberse criado entre castillos de arena para conocer el verdadero calado de un arañazo al atardecer del faro, bien sabes de qué hablo amigo... Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Jejeje... Amigo Suso, yo tendré que esperar hasta el viernes para poder buscarte desde el escenario... La de Quique va por ti amigo, un abrazo Flu.

    ResponderEliminar
  9. Grande Benedetti.
    Caricias de nostalgia, y anhelos...
    Muy bohemio.

    ResponderEliminar
  10. Los recuerdos son nuestro haber, y a veces vienen acompañados de nostalgia... Esa que nos arranca de dolor el pecho por segundos, o nos hace volar a la luna sin desear retorno..

    Bendita tu nostalgia, que te hace escribir tan bonito..
    Un abrazo :-)

    ResponderEliminar
  11. Bueno Miguel, que decirte q no te hayan dicho ya...has evocado nuestra nostalgia de ese amor q como castillo en la arena un día se lo llevó el mar pero sin saber porqué, siempre vuelve a pedacitos entrelazado con las olas... como siempre, un placer leerte. Esta noche nos vemos, un beso

    ResponderEliminar
  12. Cuando los vientos del presente nos acercan la nostalgia de aquellos amores del pasado, es la atmósfera que describes la que se apodera de nosotros.
    Aquello que ahora recordamos, unas veces con tristeza, otras con una inocente sonrisa, son los posos que descansan en el ápex del corazón, latentes, esperando esa chispa melancólica que les haga recobrar la vida en nuestros pensamientos.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  13. De repente me hiciste recordar ese Conil más antiguo, con sus playas no tan llenas y su atardecer tierno de cuando era pequeñita y rubia.
    Me ha encantado, he leido con bastante avidez y cuando he terminado no he podido hacer otra cosa que sonreir. Muchas gracias por escribir cosas asi.
    Un beso grandisimo, Miguel!!

    ResponderEliminar
  14. Los recuerdos deberian venir siempre asi, como en papel de regalo.

    Hermoso señor Miguel.

    ResponderEliminar
  15. Sólo gracias. Es una delicia leerte.

    ResponderEliminar
  16. Desde que me he levantado me han venido una sorpresa tras otra y una de ellas ha sido descubrir tu blog,que perdido estoy, y eres de conil¡ bueno yo de chipiona pero gaditanos los dos.Me gusta como cantas y lo poco que te he escuchado y tus letras,buscare tu libro,y por supuesto ire al concierto de Sanlucar.Un abrazo.Sema

    ResponderEliminar
  17. Es hermoso recordar pero mas hermoso es que no nos olviden .......

    Me encanta venir a tu blogg y leerte siempre que tengo un tiempito

    Besoss

    ResponderEliminar
  18. EXCELENTE, MARAVILLOSO ESCRITO!!!!!!!!!
    ME HAS EMOCIONADO CON TU DECIR.
    TE FELICITO!!!!!!!!!!
    MIL BESOS
    BEATRIZ

    ResponderEliminar
  19. bUENO PUES TODA UNA SORPRESA DESCUBRIRTE Y DESCUBRIR TU BLOG DEL CUAL YA ME HECHO SEGUIDOR,ACUDIRE A TU CONCIERTO EN SANLUCAR Y ESPERO CONOCERTE ALGUNA VEZ YA QUE ADEMAS DE PAISANOS POR LO QUE NOS TOCA DE GADITANO COMPARTIMOS ESE PRECIOSO MAR ATLANTICO

    ResponderEliminar
  20. Hola Miguel!!
    ..en el pasado deben quedar..y si se los trae al presente...es que nunca estuvieron en el pasado., ahora pienso que el primero es importantisimo, marcador. Pero sin duda que el ùltimo ..ese es el definitivo, es el que viene para quedarse pegado en tu esencia, sin filtros, original y puro.

    Quiero creer que ese amor...que viene sin aviso, es el inidcado, porque tenia que ser " ese" y no otro.

    Un Besoteeee
    Sgroya

    ResponderEliminar