RÁFAGA DIURNA

"Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única".

Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

martes, 26 de junio de 2012

EL SILENCIO DE LA LUNA


"No hay secreto mejor guardado que aquel que todos conocen".
George Bernard Shaw (1856-1950) Escritor irlandés.

¿Y si te dijera ahora que te quiero? Que te anhelo desde el primer día en que te vi, como devoran desquiciadas las fieras sin gobierno el verbo amar. A dentelladas, desgarrándolo sin más hasta acabar con él.


¿Imaginas que estallase la palabra? ¿Que se abriese paso ante esta lengua la osadía de gritarlo? Como se encabrita un mar en calma al peinarse de poniente, en el soplo de un segundo darle luz al fin a esta sombra de mentiras. Porque quiero robarte entera, sin dejarle un solo fleco de tu vida al aire. Que lo llore, que maldiga tu ausencia como lo hago yo en la noche. Callada, palpando este suicidio de mi piel en flor, a millones de leguas de tu interés más seco... Desdeñado sin saberlo.


¿Y si te dijera ahora, en este preciso instante en que nada ha de pasar, que renuncié hace tiempo a todo por vivir a tu deriva? ¿Que sueño agazapada en mí, en la trinchera en que desvisto de hojas muertas un marchito calendario a la espera de todo mientras nada? Porque aguardo ese milagro en la defensa, oculta entre la zanja que tu amistad me otorga mientras rimo soledades a esa voz tuya que me astilla el arrojo, que quebranta este valor por la mitad, cada vez que caminamos y te siento cerca, mía sin serlo, pero mía en el momento. Me acuerdo de ti y estoy perdida, sola en pleno charco de estrellas con este querer que no quiere apenas nada sin ti.

¿Y si te dijera ahora, mientras me hablas sonriendo de sus manos lentas, que te doy la vida? ¿Que la entrego entera por llorar tu risa? Que olvidé pretender ya nada prendida de tus ojos, que repica atronador este latido por tanto amor incomprendido... Maldito a espaldas del universo.


Si te dijera ahora la falta que me haces moriría el silencio de la luna, con él la esperanza de esperarte y algo... Algo es siempre algo más que nada. Porque el ser en su entereza se derrumba en tu belleza. Porque el idioma... El idioma del amante, habla amor otro lenguaje.


domingo, 10 de junio de 2012

CONMIGO


 
"El recuerdo que deja un libro es más importante que el libro mismo". Gustavo Adolfo Becquer

 (1836-1870) Poeta español.

No quiero volver a verte, prefiero tenerte ahí, tan joven y tremendamente bella en la memoria, con el tacto delicado del marfil más depurado en cada palma de las manos.

Con tu pecho siquiera aún sugerente, tibio como la noche en que nos conocimos, así quiero guardarte en mi cabeza. Ahora que ya nada es nada entre nosotros, como apenas nunca fue, como quizá ya nunca sea quiero deshacerte, desvanecerte del presente para enjaularte en mi recuerdo. Y lo hago sin rencor, a sabiendas de lo injusto, porque no puedo más que olvidarme de mi si te pienso un solo instante... Porque fuiste todo, un todo de cristal tan fino que temo quebrarlo en una sóla mirada tuya.

Y sabes que me fui, que marché y no vuelvo, pero te llevo conmigo. Llevo la primavera en que nos quisimos, la lluvia de Marzo arrasando las calles mientras nos extrañábamos, ese perfume alado que encajaba mi amor más allá de la luna... Por eso, por eso no puedo mirarte. Porque prefiero enhebrarlo a los años que poco a poco voy gastando en el camino en que te pierdo, en que te gano más adentro ya si cabe de este ser.

Yo no quiero divisarte en el silencio, revisar aquellos besos mientras cae la tarde en los bancos del parque, prefiero cuidar aquella sonrisa leve con la que un día alcé el vuelo. Yo no quiero distinguirte entre todas de nuevo, atender esta vida que llevo conmigo en tu abrazo sincero no... No, yo te tengo en lo sabio del tiempo, con pedacitos de ayer poblando este nido en que crezco, en que sigo remando hacia mi para encontrarme contigo.

A veces al mundo le da por girar y uno se queda desalojado de sí, con la crueldad más descarnada mordiéndole la entrega. Por eso la vida es vida, por eso no quiero volver a considerar tu cariño, porque el amor... El verdadero amor sólo puede ser descubierto una sola vez.