RÁFAGA DIURNA

"Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única".

Jorge Luis Borges (1899-1986) Escritor argentino.

sábado, 26 de noviembre de 2011

DELINQÜENTES Y POETAS

Tras meses de infatigable trabajo y encierro clandestino en el estudio de grabación. Después de haber visto pasar de lejos el interminable verano bajo un Sol de justicia al amparo de guitarras y cajones… La espera mereció la pena con creces y al fin en El desván del Duende sacamos a la luz el primer single del que será nuestro tercer disco.

Tercer trabajo que llevará por título “Besos de Cabra” y saldrá a la luz para toda España en pocas semanas.

La canción que abandera nuestro primer single se titula “Delinqüentes y poetas”, en cuyo videoclip El Desván del Duende brinda un más que merecido homenaje a la figura del inimitable Migue Benítez, voz y alma de Los Delinqüentes, quienes han querido compartir de nuevo con nosotros corazón y melodía para esta nueva andadura musical.


Para esta ocasión, nuestro ya tercer trabajo discográfico, en El Desván del Duende daremos un golpe de autoridad e identidad propia con un abanico de nuevas canciones cargadas de positivismo y buen rollo que abarcan un espectro musical sin precedentes siempre desde el prisma y la base indispensable de la rumba trotona pegadiza cargada de mimo sutil en cada letra.

Os brindo el adelanto invitando a que lo movais entre toda vuestra gente, colgándolo en Facebook, twitter, tuenti o en el balcón de vuestra casa. La crisis se combate con buena música, no hay mejor remedio.

Besos & mordiscos.

lunes, 21 de noviembre de 2011

LA VERSATILIDAD DEL VERSO


"La novedad atrae la atención y aún el respeto, pero la costumbre lo hace desaparecer pronto; apenas nos dignaríamos a mirar el arco iris si éste permaneciese por mucho tiempo en el horizonte".

Berthold Auerbach


En estos vertiginosos tiempos que corren uno tiene la sensación de tener por extraña obligación variar el giro del mundo. Como casi todo se me antoja inalcanzable, más bien decepcionante cuando miro ahí fuera; al menos aquello que tengo en mi mano si voy a volcarlo, voy a girarlo porque me apetece y puedo.

Porque quiero rescatar del pozo de la memoria mis queridas palabras, esas que brillaron y ahora casi rozan el olvido. Momentos plasmados con el iris en pleno centro de un renglón torcido, como postales infinitas de este recorrido por los años que ya nos separan... Porque lo merecen y necesito insuflarlas al mundo en su propio rescate ¿Acaso existe causa mayor?

Hoy simplemente desperté con ganas de cambio, no sé cuanto tiempo durará, quizá un mero día, apenas la vida... Merece la pena.

sábado, 12 de noviembre de 2011

EL BORDE DONDE TERMINA EL MAR


"No existe nada más interesante que la conversación de dos amantes que permanecen callados". Achile Tournier (1847-1906) Escritor francés.



Érase el galán en su galantería de fino encaje deshojándole a una vela en plena noche el leve encanto de un poema. Poesía de alcoba ensimismada ante sí misma, ante todas y cada una de las letras que la vestían de musa para saciar el aire de belleza.

Éranse sus manos obstinadas en la sombra bajo el fulgor de aquella vela suya, insurrecta y traviesa en su poso de cera lacrimosa ante aquel verso. Verso que coqueto jugueteaba a mirarse en los oídos de la luz, a resonarle a sus pupilas relucientes un confín de caracolas enjauladas entre dos párpados.

Érase aquella tinta iluminada que tantas veces soportó ser a oscuras centelleando ante su amante, feliz pese a lo afímero del segundo en que le adivinaba al poeta su valía posada sobre la pluma de aquel, mientras él callado la observaba, enamorado de la elegancia que aquella noche por fin desdeñó a la luna.

Érase un poeta absurdo tolerándole el paso al tiempo ante la luz que se apaga, que tan atenta miraba aquel lienzo suyo manchado de letras, de la cera que dio vida a aquel verso... Y fue entonces, justo ahí, en aquel borde donde terminaba el mar, donde se amaron al fin por siempre arte y ser, como nadie jamás supo quererse por lo absurdo de lo bello, de la magia que en instantes como aquel hizo grande a la vida, por lo irrecuperable del momento en que besaron de amor inquebrantable aquel rincón suyo ahora tan olvidado.

lunes, 7 de noviembre de 2011

EL CORAZÓN DEL ASOMBRO

"La tragedia de la vejez no es que uno sea viejo, sino que uno es joven".

Oscar Wilde (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.

Ya nos vamos conociendo amigo mío, porque cada día te veo comprenderte peor pero te averiguas a ciegas, como sólo tú sabes hacerlo, sin que moje al mundo que nos rodea una sola gota del aguacero que callas.

Ya nos vamos sabiendo las maneras donde nada ni nadie nos alcanza, justo donde todo se nos rompe aquí adentro hacia el otoño para recomponerse aciago un instante después. Tú y tu cáscara de nuez en plena libertad coartada, en la esencia misma del aroma que a diario compartes conmigo en el espejo.

Tú y tu barranco de versos despeinando a la luna, ese es tu pulso al olvido, esa fe tan ciega como para verlo desde arriba sin temerlo, apenas llorarlo a deshora. Creciste de golpe con el alma hecha veleta y fuiste tanto como quiso ser por ti la vida. Porque crecimos con el reflejo de un velero en el charco y nos amarramos tanto; tanto a su vela que apenas la dejamos henchirse para seguir juntos adelante.

Tú y tus benditas malditas canciones, jarabe de rosas para el infeliz que llevas dentro saliéndote a borbotones por la garganta cuando todos aplauden, en ese instante congelado en que todo siempre se nos antoja mejor. Son treinta en pleno pasmo, en pleno gesto de estupor... Son treinta y el vértigo se acicala de domingo en cada tarde que vuela, como los sueños soñados que uno quisiera conservar para siempre.

Justo en el corazón del asombro son treinta años... y tú admirando las estrellas.